Crónica Sábado 7 – Benicasim 2108

¡¡Buenos dias a todos!! Ayer disfrutamos de un día más en la colonia Claret de Benicasim.

Como todos los días nos levantamos por la mañana a ritmo musical para ponernos en las filas y empezar la jornada con un buen desayuno completo lleno de energía para motivarnos a ponernos a tope!.

Después de desayunar nos lavamos los dientes y fuimos al salón de actos para participar en la presentación del valor de la “Decisión” que nos habían preparado los equilibristas Chechu y Juancho. Nos repartimos en grupos y la dinámica consistía en elegir de entre un montón de objetos que hay en nuestra vida cotidiana aquellos que son imprescindibles para vivir. Al final de la presentación hicimos una oración con un texto del evangelio y un video muy bonito con el credo explicado.

Al final de la presentación le cantamos cumpleaños feliz a un chico del campamento, Diego de 5º de primaria, a nuestro claretiano Diego y a nuestras monitoras Emilia y Carmen. Un poker de cumpleaños.

La mañana y la tarde del día de hoy está dedicado integramente a grandes juegos y a deportes. Por la mañana, mayores y pequeños celebraron partidos del mundial de WaterPolo. Jugamos partidos del tipo: Arabia saudí-Costa Rica, y alemania-colombia.

Por otra parte también jugamos a “Contrarreloj. Un juego que consiste en superar pruebas para conseguir segundos que te servirán para pasar la prueba final. Estas minipruebas fueron: recoger el mayor número de objetos, explotar globos con el cuerpo, pasarse una esponja mojada y encestar…. etc.

A la hora de comer nos estaba esperando Ruben, el cocinero, con un estupendo menú que consistió en huevos revueltos, canelones y sandía para refrescarnos. Nada mas terminar los monitores nos estaban esperando para darnos los móviles y llamar a casa. Fueron unos momentos muy emotivos, escuchando la voz de nuestros seres queridos. Por fin, los monitores hicieron sonar los silbatos y fuimos a hacer el taller de hoy: decoración de máscaras de cartulina con rotuladores.

La tarde en el seminario se nos pasó volanndo. A eso de las cinco nos devoramos un bocata de chorizo con queso y un zumo, y después seguimos con los deportes. Por un lado los pequeños hasta 4º de primaria hicieron piscina, para luego hacer competiciones de futbol con pelota gigante, y penalti fútbol. Por otro lado, los mayores de 5º y 6º hicieron competiciones deportivas de baloncesto, fútbol, quidditch y béisbol; y cuando terminaron volvieron a la piscina para terminar los partidos de waterpolo, que han sido la sensación de este año.

Duchas, nos pusimos guapos, y a cenarnos un guiso de pollo, patata gratinada, y flan. Hubo bastantes que repitieron. Por la noche tuvimos una velada especial: la noche de los pijamas. Primero, los monitores se enfadaron, como siempre, porque los chicos y chicas no guardan silencio. Así que todos nos fuimos a la habitación y nos pusimos los pijamas. Pero,de pronto, los monitores empezaron una guerra de almohadas. Como eramos muchos, y no cabiamos en las habitaciones, bajamos al campo de detrás y allí fue donde hicimos la guerra de almohadas. Fue una velada divertida y diferente: hubo miedo, emoción y… ¡guerra! Lo pasamos genial, y nos fuimos a la cama otra vez, pero esta vez hubo que hacer un ejercicio de relajación en el buenas noches.

Nada más. Muy contentos por haber recibido vuestras llamadas. Un fuerte abrazo, y hasta mañana.

Marcar el Enlace permanente.