Miércoles 10 julio. Benicasim 2019

¡Buenos días amigos! Un cariñoso saludo a todos.

Os voy a contar el espléndido día que tuvimos ayer en la colonia, y que sería la delicia de cualquiera de nosotros: la excursión a Peñiscola.
Nota: para aquellos que queráis sabe más sobre este lugar, podéis leer más aqui: https://www.rutasconhistoria.es/loc/castillo-de-peniscola-o-papa-luna

Como todos los días nos levantamos a las 8.30h de la mañana a ritmo musical, para después llegar a las filas y desayunar nuestro gran desayuno de todos los días. Esta vez nuestra mochila iba más cargada que de costumbre, porque llevamos a la excursión una muda de ropa para cambiarnos, ademas de todas las cosas que solemos llevar.

La presentación del valor corre a cargo de los monitores Alvaro y Paula, que nos presentan el valor de la superación con el musical Billy Elliot. La dinámica consistió en dibujar un arbol con raíces, tronco, hojas y frutos. en las raíces se escriben valores positivos que tengan, en el tronco deben escribir apoyos, y en la copa deben escribir sus logros y metas que tengan por delante. También, a modo de hacha, dibjarán los obstáculos que les impiden superarse.
Relacionamos este valor con la lectura de la carta de San Pablo a los Corintios, que nos dice que la Iglesia es como un cuerpo donde hay muchos miembros, todos distintos, pero todos tienen su función y son importantes, y donde la cabeza es Cristo. Y por fin terminamos con un padrenuestro.

A las 11 los autobuses nos llevaron a la playa de Peñiscola. Nada más bajar del autobus, nos pusimos la crema, y al agua. Nada mejor que un baño en la playa para relajarse. Despues hicimos una competición de castillos de arena en la playa, en la que se vieron auténticas creaciones. Y por último nos fuimos a comer el bocadillo que nos habían preparado a un parque cercano. En todo momento bebimos mucha agua y nos protegimos del sol..

A eso de las 4 subimos al castillo de Peñiscola.El paseo fue como un viaje al pasado, tratando de recordar a los caballeros templarios, al papa Luna, y de las guerras de las que este castillo ha sido escenario.
Cuando llegamos al castillo, descansamos en un mirador y nos pusimos a hacer fotos, con un panorama espectacular del mar mediterráneo. Luego los monitores dieron dinero a los niños para que pudieran comprarse algo en las tiendas. En fin, una tarde preciosa, que se nos paso volando, porque enseguida llegaron los autobuses que nos llevaron de vuelta a casa para las duchas. Antes de cenar ya habíamos terminado la operación «Pipis», en la que los monitores tuvieron que emplearse a golpe de liendrera y loción. Un año más tenemos que hacer frente a estos incómodos huéspedes, que molestan a los niños.

La cena fue rápida: una ensaladilla, San Jacobos y flan. Y por último la velada de hoy: super Mario. Se trata de jugar a los famosos juegos de Nintendo, pero superando la ficción de las consolas, haciéndolo en la realidad, emulando los coches del Mario Kart, y las pruebas del Donkey Kong: ruedas, coches, conductores, cajas, platanos, bombas, y pruebas dificiles de superar hasta llegar a la meta. Una cascada de diversión, que terminamos con un buenas noches y a la cama. Mañana seguiremos con la excursión de los mayores al Aquarama.

Esto se va acabando poco a poco. Pronto tendremos las llamadas telefónicas,la velada final y la vuelta.

Que paseis buen día. ¡Hasta mañana!

Marcar el enlace permanente.