Colonia Benicasim jueves 7 de julio

¡Buenos días a todos! Este ha sido nuestro sexto día de colonia en Benicasim.
Todos los días se aprende algo. Pero cuando participas en una colonia, ya seas de acampado o de monitor, se aprende y mucho. Y si no que se lo pregunten a aquellos que ahora sois padres y madres, pero antes participasteis de jóvenes en esta actividad. El campamento nos hace crecer a todos.

Por eso ayer, 7 de julio, festividad de San Fermín, los monitores nos han levantado a ritmo de encierro, con pañuelo rojo en el cuello . La colonia te puede ayudar a viajar lejos y vivir experiencias como si estuvieramos allí.

Hoy el valor que hemos tratado de aprender y vivir es el trabajo en equipo, y el musical que nos inspira es «High School Musical». A través de personajes adolescentes podemos llegar a darnos cuenta que una persona que cosecha el éxito puede convertirse en alguien egoísta que se olvida de lo más importante. Por eso los monitores nos han invitado a reflexionar sobre ello. A través de una dinámica consistente en conducir a los niños por grupos con los ojos vendados a través del salón de actos, guiados por el último de la fila. Toda una lección de trabajo en equipo, de confianza y comunicación.
Algo muy necesario para la vida, y también para convivir en el campamento, donde pasamos tantas horas juntos. Y hemos concluido cantando «Somos ciudadanos de un mundo» y leyendo la lectura que San Pablo en su carta a los Corintios nos invita a pensar en los cristianos que formamos un cuerpo, donde cada uno tiene su función.

La mañana se ha pasado jugando al juego del Cluedocassim y las competiciones de Waterpolo en la piscina. Por supuesto que el buen clima que existe entre todos ha propiciado el disfrute de las actividades.

Algo que no puede faltar tampoco a la hora de las comidas. En la cocina trabaja un equipo maravilloso de personas que, bajo las órdenes de un cocinero, preparan el comedor, cocinan, sirven, recogen y friegan todos los días para que nosotros, después de jugar y disfrutar, lleguemos a mesa puesta con la único propósito de reponer fuerzas para seguir disfrutando y divirtiéndonos.

Hoy el menú a la hora de la comida ha consistido en un delicioso arroz con tomate, huevo y salchichas, junto con un helado de postre. En la cena ha sido espirales de colores con jamón york, calamares rebozados y nuggets de pollo.

Después de comer por fin hemos llamado a casa. Han sido muchas emociones en esta tarde, y estamos muy contentos. Saltan lagrimitas de vez en cuando, porque para muchos es la primera vez que dormimos tantas noches fuera de casa. La colonia nos ayuda a aprender que podemos relacionarnos con nuestra familia de manera diferente estando lejos. También nos enseña a relacionarnos con nuevos amigos, convivir con nuevos compañeros, en los juegos, en la habitación, en el deporte…. ¡Son tantas cosas nuevas! Es la vida que sale a nuestro paso.

Otra manera de poner en práctica eso del trabajo en equipo son los talleres. Esta vez fue nuestra monitora Elisa la que dirigió un taller de relajación: que bien nos viene descansar con el trajín que nos llevamos cada día.
Nada más tomarnos la Merienda, seguimos con las competiciones de futbol y balón prisionero. Ha sido una tarde intensa sin parar. Duchas y la cena.

Esta noche tuvimos una gran velada de campamento: la batalla de los sexos. El grupo se divide y compiten chicos contra chicas. La dinámica consiste en que primero los chicos traten de llevar unos papelitos que llevan escondidos hasta el campo contrario, mientras las chicas tratan de quitárselos. Después es al revés, son las chicas las que llevan esos papelitos mientras los chicos se los quitan. Al finalizar se hace recuento y hay un ganador.
Esta vez ganaron los chicos. Os podéis imaginar la competencia feroz que hubo en todo momento. También aquí podemos aprender cosas, sobre como superar al equipo contrario en cooperación unos con otros, evitando hacer trampas.
Concluimos haciendo un momento de reflexión, dando las gracias por este día, primero todos juntos, y después pro grupos de monitor.
¡Y a dormir, que estamos muy cansados de tanto jugar durante el día!

¡Muchas gracias por vuestras llamadas! Un beso muy grande para todos.

Marcar como favorito enlace permanente.